Amy & Pedro – Hotel Playa Tortuga, Bocas del Toro

Estoy casi segura que la mayoría de las personas, tienen un lugar favorito. Ya sea por su belleza o atractivos, porque era un destino soñado, por las aventuras que en él se viven o porque ahí conocieron al amor de su vida. Los recuerdos y secretos que guarda el lugar preferido de cada persona, lo hará especial para siempre.

Para Amy y Pedro, Bocas del Toro, encaja en todas esas descripciones. La isla de Red Frog, fue testigo cuando esta pareja se conoció por primera vez. Ella era residente, mientras que él era dueño de un hostal y un restaurante.

Creo que no es tan difícil coincidir, cuando los dos viven en una isla paradisíaca; así que no pasó mucho para que se conocieran y la chispa comenzara a surgir entre los dos.

El sonido de las olas, el paisaje y una hermosa familia, hacían la combinación perfecta para disfrutar de una boda íntima y relajada. Después de todo, estábamos en Bocas y siento que allá las velocidades son diferentes (comparadas a la capital jeje).

Por otro lado, Pedrito, estaba más que emocionado de ayudar a sus papás, en este día tan especial (a su manera). En esta ocasión sí podría ser testigo, de cómo ellos se prometían amor eterno, ante Dios.

Si en algo nos parecemos Amy y yo, es que somos bastante sentimentales. Así que se podrán imaginar quienes lloraron en la ceremonia, mientras el coro se lucía con cada canción (¡cantaban hermoso!).

Es increíble la cantidad de fotógrafos con los que me toca trabajar en una boda. Lo bueno es que estos eran bastante discretos.  😉

“Amy es la mujer más dulce, fuerte y honesta que he conocido en la vida. Ella sabe lo que es lo mejor para nosotros.”- Pedro

Al salir de la iglesia, los invitados lanzaron emocionados el tradicional arroz. Lo que menos esperaban todos era que a una personita no le pareciera tan divertida la idea.

Lo bueno es que no duró mucho la molestia, cuando Pedrito recordó que tenía que llevar a sus papis de regreso a la recepción.

 

Como nos fuimos con los novios en el carrito de golf, de regreso al hotel, pudimos ver cómo los lugareños y visitantes, saludaban emocionados a los recién casados. Buenos deseos, acompañados de aplausos, alegraron a Amy y a Pedro, quienes parecían celebridades en Isla Colón.

A pesar de que fue una boda con pocos invitados, la variedad cultural que había en este lugar, era increíble. Amigos y familiares de todas partes del mundo, viajaron hasta este destino, para poder compartir con sus buenos amigos.

“Pedro es el hombre más inteligente, sensible y amoroso que he conocido en mi vida.” – Amy 

Amy y Pedro, cubrir su boda fue una experiencia inolvidable. Gracias por hacernos sentir tan cómodos desde el primer momento y también les agradezco por seguir mis locas ideas.

Que Dios bendiga siempre su relación y que su amor siga creciendo cada día más.

  • Uno de los mejores recuerdos que se pueden tener del día de tu boda son las fotografías. Contar con unas bonitas fotos de los mejores momentos al lado de familiares y amigos es fundamental.
    Por eso, era importante escoger un buen fotógrafo para el día de mi boda que supiera retratar esos momentos que son irrepetibles.
    Desde el primer momento que vi las fotos de liz sabía que la quería en mi boda y no me equivoque.
    Lo más importante, es contar con un profesional enamorado de su trabajo y gracias a Dios la encontramos.
    Liz y Daniel son increíbles.
    Gracias por todo

    • Mil gracias por tan bellas palabras Amy, realmente lo aprecio demasiado y sabes que quedamos a la orden para lo que necesiten. Un fuerte abrazo 🙂