Evelyn & Aldo – Hard Rock Hotel, Panamá

“Quiero que sepas que perdiste una apuesta…” Con estas palabras Aldo dejó a Evelyn en desconcierto y con intriga, mientras contemplaban el cielo estrellado desde Altos del María.

“¿Tú te acuerdas que una vez te pregunté que cuál sería la reacción de tu papá si yo le pedía tu mano y tú me dijiste que él lloraría y abriría una botella de champagne? Pues quiero que sepas que sí lloró, pero no sacó ninguna botella de champagne, sino que pidió un buen whisky…”

Después de eso, comenzó a relatarle todas las reacciones que tuvieron ambas familias y sus amigos, incluyendo las maneras en que había pensado en proponerle matrimonio. Con cada relato que pasaba, Evelyn lloraba cada vez más emocionada y muy conmovida.

Después de contarle todas las experiencias, le dijo que él no quería preguntarle si quería ser su esposa, sino que si ella aceptaba que él formara parte de su vida, para hacerla la mujer más feliz del mundo y amarla por el resto de su vida.

Necesito hacer una pausa aquí, porque créanme que mientras escribo esto, me erizo de tan sólo redactarlo. Esto nos demuestra que no se necesita algo “pomposo”, para hacer una propuesta de lujo.

Después de un rato, le pidió que por favor no lo matara, pero que había escondido tan bien la sortija, que se le había quedado en su casa; pero rápidamente le dijo que era sólo una broma, se arrodilló y le preguntó que si le dejaba ser su esposo. Evelyn le contestó que sí, llorando.

Después de tan increíble propuesta, no era de extrañar la ansiedad por que llegara ese gran día, que habían planificado con muchos detalles, para que fuera tan de ensueño como cada momento especial en sus vidas.

“Conocerlo con el Panama Hat, atrajo mi atención, en especial su mirada. Comenzar a escribirle, conocerlo y aceptar ir a ese almuerzo un día de trabajo, nos hizo toda la diferencia. A menos de un mes que comenzamos a salir, ya sabía que había conocido al amor de mi vida, mi príncipe azul; desde ese momento quería pasar el resto de mis días junto a él.” – Evelyn

Desde antes de la boda, nos habían informado que Evelyn tenía una sorpresa preparada para Aldo. A pesar de que ella le había comentado al novio, que se estaba dejando crecer el cabello para poder usar un velo, todo era una distracción. Un día antes, fue a cortárselo tal y como ella lo tenía, cuando empezaron a salir. Se pudieron leer los labios de Aldo claramente, cuando dijo “¡¿se cortó el cabello?!”, seguido de una enorme sonrisa y emoción.

“Hay muchas cosas que me gustan de Aldo (hasta cuando es gruñón me encanta) su manera de ser en líneas generales, es una persona muy alegre, único y divertido, me encanta cuando canta y cuando podemos conversar horas sobre muchos temas. Tiene una calidad de ser humano indescriptible, se preocupa por los demás. Amo como se preocupa, quiere y consiente a sus padres y hermana, me encanta que sean tan unidos. Amo que sea igual o más apasionado que yo con el Fútbol. Me encanta su inteligencia y que me pueda aprender muchas cosas de él. Amo su mirada y ni se diga de sus hoyuelos cuando sonríe. ¡En resumen, lo amo!” – Evelyn

Las lágrimas y sonrisas, estuvieron presentes en toda la ceremonia, tanto de parte de los novios, como de los invitados. Habían soñado tanto con ese momento y finalmente lo estaban viviendo.

Los recién casados no pudieron ocultar la emoción que sentían, después de haber dado este gran paso en su vida… 😉

¿Ya les comenté lo mucho que me gustó su vestido? ¡Sentía que estaba fotografiando a un princesa!

“Básicamente amo su amor y la forma en que lo manifiesta. Su emoción y alegría; el compromiso que asume frente a cada reto que la vida le brinda. Amo su sonrisa y la vehemencia con que defiende sus ideas. Sus ojos, porque reflejan su alma, misma que siento que puedo tocar cada vez que me pierdo en sus ojos. Me encantan sus ronquidos de oso, es lo menos delicado que tiene, pero me fascina.

Obviamente, la posibilidad de compartir la misma música y nuestra pasión por el fútbol, en lo que estos temas se refieren, hablamos el mismo idioma. En palabras simples y sencillas, la amo por lo que es y lo que sé que será.” – Aldo

He visto muchas maneras de lanzar el ramo y quitar la liga, pero Evelyn y Aldo se lucieron por todo lo alto. Con un baile de flamenco, que es una de los talentos de Evelyn y el show que nos brindó Aldo, todo quedaron boquiabiertos con esta tradición, incluyéndonos.

¡Muchas felicidades Evelyn y Aldo! Fue un gran placer compartir con una pareja tan divertida y genuina como ustedes, además de presenciar la bella mezcla de dos familias y culturas.

Les deseamos que en su matrimonio nunca falten las risas, diversión, amor y la presencia de Dios. ¡Muchas bendiciones!

“En algún lugar del tiempo y del planeta, un milagro se fraguaba para mí, cada miembro de tu estirpe, te fue haciendo la maleta para ponerte hoy justito junto a mí”

  • Del carajo…. Les deseo lo mejor. Mucha paciencia, amor y control.
    Los quiero un abrazo enorme!!!!

  • Una noche inolvidable con una pareja estrella!