Lorena & Valerio – Hotel Bristol, Panamá

Cuando se abrieron las puertas del elevador, un letrero de”Welcome to my bride tribe”, nos recibió. Como la puerta estaba abierta, inmediatamente podías ver a la hermosa novia en sus preparativos.

El día de unir su vida con Valerio, ante Dios, finalmente había llegado. Yo no podía creer lo rápido que había pasado el tiempo, desde el momento en que nos reunimos para coordinar todo, un año antes a esa fecha.

Al verla sonriente y con una emoción contagiosa, supe que aquella sería una hermosa boda; como en efecto lo fue.

 

Una de las cosas que notamos, todos los que estábamos detrás de cámaras, era la serenidad que ambos mostraban previo a la ceremonia (esto no es tan común como se cree). Tanto Lorena como Valerio, estaban decididos a disfrutar ese día de principio a fin, sin preocupaciones y con mucho amor.

 

“De Lorena me gusta que siempre ve el lado positivo de cualquier cosa que pase y sabe enfrentar los retos importantes, que mi estilo de vida le obliga hacer. Me sabe transmitir su amor, aunque a veces no estemos juntos.” – Valerio

“De Valerio me gusta que siempre puedo ser yo misma, me trasmite mucha paz, su amor incondicional y que es un hombre maravilloso.” – Lorena

Si hablamos de salidas memorables de unos recién casados, esta es una de ellas. La alegría que tenían, tanto ellos como sus invitados, la pirotecnia y hasta las tradicionales latas atadas a un hermoso coche, hicieron que su primer recorrido como esposos fuera inolvidable.

He escuchado cientos de discursos en los brindis de las bodas. A pesar de que con el tiempo, ahora me cuesta más que me hagan llorar, este no tuvo que hacer mucho esfuerzo para conseguirlo. La madrina de la boda se lució con sus palabras, las cuales salieron directamente del corazón. Que bonito tener un trabajo que me permite capturar amor en tantas maneras y expresiones.

Una de las grandes sorpresas de la noche, fue la presentación de un grupo típico, bailando congo. Lo que menos esperábamos todos era que, en medio del show, los protagonistas de la noche, salieran a la pista a bailar junto a ellos como todos unos profesionales.

Estas mezclas culturales, me parecen tan hermosas, porque no sólo la vive la pareja, sino todos sus allegados. Panamá e Italia, bajo un mismo techo, celebrando la alegría de esta pareja.

Lorena y Valerio, le doy gracias a Dios por darme la bendición de trabajar con personas tan alegres y buenas como ustedes. Todo les quedó precioso y espero puedan recordar este día tan especial, a través de estas fotos. Que su matrimonio esté lleno de bendiciones y buenos momentos, hoy y siempre.

 

 

  • Mi hermosa Loren Dios bendiga su unión. No tengo palabras para agradecerle a Dios haberte conocido y este post de tu fotógrafa Liz me permite reafirmar que eres un ser de luz que llega a la vida de muchas personas para hacerlas felices.

    • Muchas gracias por su comentario! En efecto que contagian con su felicidad a todos 🙂