Natalia & David – Bel-Air Bay Club, Los Angeles

Cada vez que me toca escribir sobre mi familia se me hace como un nudo en la garganta y me pongo muy sentimental. Lo bueno es que ustedes no verán nada de eso, pero creo que lo podrán sentir a través de mis palabras.

Creo que he llegado a una etapa de mi vida donde todos los que me rodean toman grandes decisiones y se forjan caminos distintos, siguiendo sus ideales y sueños. Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Cuando veo fotos o videos de mi infancia y de los cumpleaños, con esa ropa bien característica de los 90’s, me sorprende que cada vez quedan menos primos por casarse (aunque yo todavía no tengo ningún apuro jajaja).

Si bien no he podido convivir con Joshua tanto, debido a la distancia, me alegra demasiado ver la persona en la que se ha convertido, las metas que ha alcanzado y la pareja que escogió para que lo acompañara por el resto de sus días: Natalia.

Desde que los vi juntos, me parecieron como una pareja de película. No solo por lo guapos que son, sino también por su historia. Como comentaban en los discursos en la recepción, están hechos el uno para el otro.

Desde que Joshua me comentó que le quería proponer en Nueva York, comenzaron los preparativos a distancia para que pudieran tener una especie de cobertura al mejor estilo de Hollywood. Preparamos nuestro equipo de trabajo para que fueran unos turistas más en la gran manzana, mientras los seguían en cada paso que daban. Mi primo se inspiró muchísimo para que todo saliera de ensueño y así lo consiguió.

Meses más tarde nos encontrábamos en Los Angeles, reviviendo ese momento, a través de las proyecciones que tenían en la recepción con las fotos y los videos de la propuesta.

Ser invitada y fotógrafa no es tan sencillo como suena, pero no tienen idea cómo me lo disfruto. Estábamos en un lugar espectacular, con un clima precioso, con una pareja que se ama demasiado y una familia espectacular y divertida (modestia aparte 😉 ).

Una mezcla cultural se sentía en el Bel-Air Bay Club: invitados de USA, Perú y Panamá se dieron cita en ese lugar para celebrar a Natalia y Joshua, en su unión como esposos.

No podía haber salido mejor y yo no pude estar más feliz de capturar cada momento de su boda.

Primos, los quiero mucho y les deseo una hermosa vida juntos. ¡Que Dios los bendiga!